Prevención/consejosTodos los posts

Sangrado de encías: causas y recomendaciones

El sangrado de encías es algo muy común. Este síntoma nos está avisando de que algo no va bien en nuestra boca por lo que es muy importante que estemos alerta a su posible aparición.

 

Hoy amaneció nublado en Los Alpes y me dispongo a escribir un nuevo artículo, con una buena taza de té en la mano. Mi redactora de estilo me recomienda que escriba pensando en los problemas reales de la gente, así que decidí escribir sobre un tema muy clásico como es el sangrado de encías.

Cuando la encía sangra ─síntoma que normalmente podemos observar tras el cepillado─ es porque nos está avisando de que algo no va bien en nuestra boca. Este sangrado puede deberse a una inflamación puntual ─a la que llamamos gingivitis─, o a una inflamación crónica ─periodontitis─.

A continuación enumero alguna de las causas de estas inflamaciones.

CAUSAS QUE PROVOCAN EL SANGRADO DE ENCÍAS

El sangrado de encías, como podréis imaginar, no aparece por arte de magia. Este viene a raíz de unas causas que, en mayor o menor medida, podemos evitar.

Algunas de las causas más frecuentes que la provocan son:

  • Sarro, que es acumulación de placa en los dientes provocada por una falta de higiene dental.
  • Tabaco
  • Estrés
  • Ciertos fármacos
  • Malnutrición o déficit de vitaminas
  • Enfermedades como por ejemplo, la diabetes.
  • Cambios hormonales. Como los causados durante el embarazo o la menopausia.
  • Tratamientos dentales, como empastes o prótesis, no supervisados.

Aunque todas estas causas provocan inflamación gingival, sin lugar a dudas, la que más se repite es la acumulación de sarro.

La acumulación de sarro es considerada por nuestro cuerpo como una agresión, motivo por el que el mismo envía sangre a la boca para “defenderse”. Nuestro sistema por sí solo no puede arreglar esta situación por lo que se necesita la ayuda de un profesional que retire el sarro. Además él nos recomendará qué medidas de higiene debemos tomar.

 

¿COMO PUEDO DIAGNOSTICARME SI TENGO UNA INFLAMACIÓN DE LA ENCÍA?

Diagnosticar por ti mismo si tienes una inflamación de encías es muy sencillo. Solo tienes que prestar atención a los siguientes síntomas que te enumero a continuación.

  • Sangrado de encía.
  • Color rojo de la encía en vez de rosado.
  • Acumulación de sarro en las gingivitis producidas por la placa bacteriana.
  • Mal aliento.

Si notas alguno de estos síntomas es muy probable que tengas una inflamación de encías. Por lo que deberás ir a tu dentista y tratártela lo antes posible ya que si a corto plazo no tiene efectos muy perjudiciales, si no la controlamos y perdura en el tiempo puede acarrearte graves problemas. Te lo cuento a continuación.

 

¿QUE PASA SI LA INFLAMACIÓN PERDURA EN EL TIEMPO?

Una vez  sabemos  que pasa en una inflamación de la encía puntual ─de corta duración─, os voy a decir que pasa cuando se mantiene en el tiempo durante meses o incluso años.

Si dejamos que esta inflamación perdure en el tiempo, aparecerá la famosa “piorrea”. O más técnicamente conocida como Periodontitis.

Estaríamos hablando de una enfermedad parecida a una gingivitis pero que con el paso del tiempo va destruyendo el tejido de sostén en el que se encuentra el diente. Con el paso de los años provocará la movilidad del diente y su posterior caída.

 

ALGUNAS RECOMENDACIONES

Para finalizar con este artículo me gustaría darte algunos consejos generales sobre salud bucal:

  • Debemos asegurarnos de que nuestra encía tiene color rosado, y no rojo intenso.
  • El sarro se acumula por encima de la encía y también por debajo ─el cual es más difícil que lo veamos─.
  • Normalmente la solución está en ir al dentista, hacernos una limpieza y mejorar nuestros hábitos de higiene dental.
  • A veces, es necesario un tratamiento en profundidad de las encías para eliminar el sarro que no se ve a simple vista.
  • Cuando la gingivitis se mantiene en el tiempo puede afectar a los tejidos que sujetan al diente y producirse movilidad y posterior caída del diente.
  • Si eres un paciente que ha sido diagnosticado de periodontitis, debes saber que es para toda la vida y necesitas visitar a tu odontólogo mínimo una vez al año.
  • Los colutorios por sí solos no hacen nada, que la publicidad no te engañe.
  • El tabaco no ayuda, es más, lo empeora todo.

 

Espero que hayas podido comprender un poco más la gingivitis y la periodontitis con este artículo que he intentado escribir poniéndome en la piel de aquellos que no son profesionales en esta área. Nos vemos en el próximo.

Leave a Reply