EstéticaTodos los posts

Manchas blancas en el esmalte: cómo tratarlas

By julio 16, 2018 No Comments

Las manchas blancas en los dientes es un caso bastante típico con el que me encuentro diariamente. Empeoran bastante la estética, por lo que se ha convertido en un tema de preocupación entre la población. A continuación te explico las causas de su aparición y cómo tratarlas.

Muy buenas a todos, hoy os hablaré sobre un tema bastante común entre la población, y con el que me encuentro diariamente en la consulta: las manchas blancas en el esmalte.

Estas manchas o lesiones en el esmalte, empeoran el aspecto de nuestra sonrisa, por lo que de forma generalizada provocan insatisfacción en el paciente a nivel estético. Incluso pueden llegar a provocar decepción una vez se ha terminado un tratamiento de Ortodoncia.

A continuación te enumero algunas de las causas por las que aparecen estas manchas y el tratamiento que hay que seguir para poder eliminarlas.

Manchas blancas en el esmalte: por qué aparecen

Existen diversas causas por las que pueden aparecer estas indeseadas manchas en nuestros dientes. Las más comunes son las siguientes:

  • Fluorosis

Es una anomalía en la formación del esmalte que es causada por una excesiva exposición al flúor en la etapa de crecimiento y formación de los dientes.

  • Hipomineralización

Esta segunda causa consiste en un déficit del esmalte, que se traduce en una alteración en la superficie del esmalte, lo que hará que se produzcan cambios en el tono del diente apareciendo las manchas.

  • Traumatismos

Son causados por golpes o caídas que provocan lesiones en los dientes, y pueden ir desde lesiones superficiales hasta más internas y severas.

  • Lesión incipiente caries

Una mancha en un diente puede estar avisándonos de la formación de una carie en ese diente. Por lo que es importante consultar con nuestro dentista si observamos que tenemos alguna en nuestro esmalte.

Cómo tratar las manchas blancas del esmalte

Hace ya algunos años, cuando la odontología no estaba tan avanzada como ahora, no existía ninguna técnica de intervención posible para esto, y que no fuese demasiado invasiva.

manchas blancas

En estos casos, la única opción era hacer un tratamiento de odontología restauradora clásica, es decir, un empaste u obturación en los dientes en los que se deseaba corregir las manchas. Sin embargo, este tratamiento es bastante agresivo ya que para obtener buenos resultados había que retirar bastante tejido dental.

Por suerte, la tecnología y los avances que se consiguen diariamente, nos permiten solucionar este problema con un tratamiento mucho menos invasivo. Así, conseguimos no pasarnos y tocar “lo justo” de cada diente.

El tratamiento consiste en retirar la parte más externa del diente, en la que se encuentre la mancha, y aplicar una especie de resina opaca. Esta provocará que cambie la incidencia de la luz, lo que permitirá que a nuestros ojos la lesión no se pueda apreciar. Además conseguiremos un tono de blanco homogéneo en nuestros dientes para que la mancha sea aún menos visible.

Técnica paso a paso de una mancha superficial

Para tratar una mancha superficial ─porque si es demasiado profunda tendremos que recurrir a otro tipo de tratamiento─ el tratamiento que llevaríamos a cabo constaría de las siguientes fases:

  1. Diagnóstico de la lesión. Explicación al paciente de la situación y el tratamiento a realizar, junto con la firma del consentimiento informado.
  2. Toma de fotografías del diente. Además es conveniente tomar algunas fotografías antes de comenzar para luego poder apreciar mejor el cambio.
  3. Aplicación del gel en la lesión.
  4. Aclarado con agua y posterior secado.
  5. Comprobación de que la mancha está oculta.
  6. Aplicación de la resina.
  7. Pulido final del diente para un mejor resultado.

Como has podido comprobar, es una técnica bastante sencilla que puede llevarse a cabo con éxito en menos de 45 minutos. Solo haría falta un poco de anestesia para evitar dolor y los resultados que se obtienen con esta técnica son bastante estéticos.

Para finalizar este artículo, me gustaría recalcar que no hacen falta tratamientos caros ni agresivos. Solo un odontólogo que ame la preservación de los dientes y la estética.

Si tienes alguna duda sobre este tratamiento, ya sabes que me tienes a tu disposición en el chat de mi web y en las redes sociales. ¡Qué tengas un buen día!

Leave a Reply